HABLANDO DE DIGNIDAD

Me decía un día Manolo:

  • “Porque yo, Enrique, cuando bebía y estaba borracho no me importaba colarme en el Metro. Pero ahora, no. Ahora soy una persona y la gente me respeta y me da vergüenza colarme en el Metro. Antes no. Lo hacía delante de quien fuese.”

Pero otro día me decía Gabriel:

  • “Enrique, uno está bien hasta cuando deja de estarlo. Antes pedías perdón, no sabías muy bien por qué, pero lo pedías. Ahora ya sé que uno es así y que vas a volver a caer. Y ya sabes que eso es así. Que uno es como es y ya está. Y admites que las cosas son como son. Y que ahora estás bien hasta que estás mal. …Y lo estarás…”
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s