¿Por qué es importante Jesús?

Aquella mañana habíamos salido a buscar el Tió. Lo encontramos en el bosque agazapado detrás de un árbol al lado del camino. Mi nieto, al verlo, loco de alegría y asombro, no paraba de gritar:Tió

  • ¡Allí, allí está!

Luego nos confesaría que apenas había pegado ojo en toda la noche esperando aquel momento tan mágico y misterioso.

Al mediodía, y mientras comíamos, aparentemente sin venir a cuento, mi nieto nos lanzó una sencilla pregunta:

  • ¿Por qué es tan importante Jesús?

Él tenía claro la importancia del Tió. Es sencillo, sólo es cuestión de esperar quince días. A partir de hoy, todas las noches su hermana y él le dejarán comida; el Tió se la comerá y a la mañana siguiente sólo encontrarán las pieles de la fruta que el Tió no ha querido comer. Al final, aquel trozo de tronco con barretina que encontramos en el bosque tendrá la barriga tan llena que el día de Navidad reventará y no parará de cagar regalos y chuches…Reyes Magos

Los Reyes Magos, también. Una noche llegarán de Oriente y llenarán de juguetes todas las casas de todos los niños del mundo…

Pero ¿y Jesús?, ¿qué importancia tiene Jesús?

Un día de estos lo sacaremos del armario y lo pondremos en un pesebre acurrucado entre pajas. A un lado estará su madre, María, y al otro su padre, José. Y habrá pastores y gallinas y ovejas y un burro y el buey…, y tampoco faltará el caganer… Y cantaremos villancicos al rey que ha nacido… Y, pasadas las fiestas, recogeremos el corcho y el musgo y, otra vez, guardaremos en cajas el belén…

El Tió…, los Reyes Magos.., ¡hasta el Papá Noel!…, ¡esos sí que son importantes!… Hacen cosas… ¡Esperamos que hagan  cosas!.. En realidad cada año nos sorprenden con nuevos regalos…
Pero ¿y Jesús…? Todas las navidades se las pasa ahí, en el belén, quieto, sin hacer nada… ¡Nunca hace nada!

¿Por qué será importante Jesús?

A mi nieto, al final, le contestamos con palabras de adultos: Jesús es el Hijo de Dios…

Pero, en realidad, ¿qué hace…? ¿Qué esperamos que haga Jesús…?

nadal-2017

Enrique

Me importa el CÓMO

 

Como voluntario, siempre me ha gustado participar en proyectos pequeños. Proyectos pequeños con objetivos grandes. Aquellos objetivos que nuestra mentalidad capitalista y utilitaria los llamaría inalcanzables y utópicos; pero que, en el fondo, los tildamos así, porque son poco o nada rentables, y, los posibles “éxitos”, son más que dudosos de conseguir.

Sigue leyendo

Su tiempo no es mi tiempo

Llevaba meses sin ir a visitarlo.

Pensé que me echaría de menos y que, si me  acercaba a verlo, se alegraría de mi presencia y que, al verme, como Lázaro de su sepulcro, se levantaría de su banco a recibirme, que me abrazaría, que me diría cuánto se había extrañado de mi larga ausencia, que me había echado en falta…

Sigue leyendo

La suerte del Antonio

Hoy, traigo al blog un artículo de Igansi Xuclá, un compañero de Arrels en esto de “HACER LA CALLE”. Nos lo mandó a todos los que formamos el Equipo de Calle. Me gustó y le pedí permiso para colgarlo en el blog y traducirlo al castellano. Tiene toda la sencillez y la grandeza de la calle.


Martes 5 de Mayo, Un argentino en Barcelona: “Ustedes eligieron la profesión; ahora jódanse”
Martes 26 de Mayo, Una enfermera de un CAP de Barcelona: “¡Que suerte tienes, Antonio!”
En tres semanas, dos frases que marcan nuestro trabajo en la calle.

Empezábamos nuestro trabajo como cada martes por la tarde. Con Teresa, nos dirigimos a la plaza donde están ellos. Nos rodean, nos absorben, piden … Daniel nos observa de lejos, sentado en un banco.

Sigue leyendo