DE REGRESO DE VACACIONES

dsc_0701.jpgSonará a tópico que diga que todo ha ido bien en las vacaciones, salvo alguna que otra incidencia.

Era una casa de Colonias perdida en el Montseny, cerca de Breda. Estaba bien, salvo el número de lavabos y duchas, pocos para tantos como éramos. Pero lo importante es si estas salidas sirven para algo. Llego a la conclusión de que en vacaciones se establece una relación especial que te ayuda a acercarte más a la persona.

En más de una ocasión he oido, con variantes, el siguiente comentario :

 “A éste le llevo viendo en Riereta todo el año y aún no había cruzado una palabra con él. Ahora sé hasta cómo se llama. Y ¿sabes? hasta me cae bien…”

Es la posibilidad de aprender a relacionarse, de despegarse de su propio mundo interior para entrar en el del otro. Y esto no es fácil en una gente que la soledad ha sido y sigue siendo su ama de compañía.

El primer día es el más duro. Son gente de ciudad y muchos se volverían nada más ver tanto verde.

Para algunos su principal actividad es la de estar sentados, siempre en el mismo sitio, fumando. Su participación es absolutamente pasiva, pero esto no significa que estén aburridos siempre que les organices algún espectáculo (pelota, pañuelo, guitarra… ) y seas tú, u otros como tú, el que actúes, entonces sí que se implican y hasta toman partido… desde la barrera, claro.

Ha merecido la pena.

Ha merecido la pena aunque sólo sea por ver a Antoñito, hasta hace poco tirado por la calle y ahora dirgiéndome su sonrisa y su guiño de ojos llenos de complicidad.

Ha merecido la pena por ver a Francisco haciendo los saques de boleibol (cada saque un punto) o jugando, como maestro, al dominó y participando hasta las tantas en todas las conversaciones (él que no puede hablar).

Ha merecido la pena por Juan luis y por María y por Miquel que se llevó todos los artilujios para pintar y al final no hizo nada porque estuvo en todo. Eso sí, me pintó a mí, con témperas, sobre un cartón.

Ha merecido la pena por el otro Miquel que, aun con su dolor de espaldas, se rió y se divirtió.

Ha merecido la pena por Alex. Me ha emocionado su vitalidad precisamente en él al que le queda tan poca, su grandeza de alma, su amor por su amor… Me ha conmovido profundamente, dolorosamente, desgarradoramente, felizmente….

Ha merecido la pena por Luis Miguel que se ha sentido a gusto y ha descubierto que también los demás son y tienen algo que decir.

Ha merecido la pena por Jaume que, junto con Luis Miguel fueron los artífices de que los hombres ganáramos a las mujeres en una partida de trivial a las tantas de la noche. ¡Cuánta sabiduria guardan esas cabezas!…. 

Ha merecido la pena por Pere, con problemas de movilidad, pero no de inteligencia.

Y descubro que tengo tan pocas cosas que enseñarles… Pero me los quiero y noto que ellos, al menos algunos, también me quieren…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s