Después de vacaciones

ObamaComenzamos el curso. Se acabaron las vacaciones. Aún no me he incorporado al trabajo. Voy leyendo algún e-mail, informaciones, noticias… Cuesta la incorporación. Han sido unas vacaciones tranquilas. Disfrutando de la familia, de los hijos, de los nietos…, en un pequeño pueblo de Girona, en la montaña, durmiendo sin calor. Alguna salida. He estado organizando antiguos videos familiares: recuerdos, historias…

Al regreso casi todo sigue igual. Incluso en aquello de inventarse alguna guerra para pasar el rato, esgrimiendo parecidas razones que en otras. ¡Eso, sí!, ésta la promociona todo un premio nobel de la paz “en diferido” (por lo que se preveía que iba a hacer de bueno y pacífico por este mundo de Dios) y promotor de “drones” y asesinatos selectivos.

Es curioso que siempre donde los occidentales quieren salvar al mundo y evitar que otros hombres malos masacren a niños inocentes sea allá donde esos occidentales tienen/tenemos intereses estratégicos. Como si no hubiese sitios en este ancho mundo donde permanentemente se mueren niños y hombres y mujeres por las injusticias que generamos.

Son tremendas las imágenes de las personas afectadas por las armas químicas. Son aberrantes, injustas, nunca deberían permitirse artefactos que ocasionan tanto mal… Nunca debería permitirse la guerra, ni la venta de armas, instrumentos indispensables para llevarlas a cabo. Pero tanto más tremendas son las imágenes que día tras día nos sobrecogen de niños famélicos amamantados por pechos secos de mujeres que ya no tienen ni lágrimas para llorar. Y tremendo es el aumento de presupuesto —siempre extraordinario para que no se vea dentro del presupuesto anual ordinario— que nuestro país hace todos los años para armamento y entretanto los correspondientes a la sanidad, a la educación y a las aportaciones sociales y de ayuda a esos países maltratados se han recortado.

Mientras nuestros altos dirigentes de la política mundial nos rompen el corazón con las imágenes horrorosas de personas dañadas con el gas letal que mandatarios sin conciencia han permitido utilizar contra personas indefensas y así poder justificar sus guerras de intereses, Médicos del Mundo, por ejemplo, ha denunciado que, “después de un año de la entrada en vigor de la reforma sanitaria, más de 800.000 personas están sin control médico en España. El 1 de septiembre de 2012, el Gobierno español aprobó un real decreto ley que expulsó del sistema público de salud a las personas en situación irregular al retirarles la tarjeta (…) La organización recuerda el caso de Alpha Pam, el chico senegalés muerto por tuberculosis en Baleares que resultó ser la fuente primaria de un brote de la enfermedad, como un claro ejemplo. El enfermo no tenía asignado médico de familia y su historial clínico ya no figuraba en las bases de datos, lo que impidió que su enfermedad fuera diagnosticada a tiempo y que se aplicara el protocolo médico correspondiente.” (El Periódico.cat 28/8/2013)siria-bajo-acoso

La propaganda de los intereses occidentales nos presenta todo lo que de inhumano existe lejos de nosotros y critican y anatemizan las políticas inhumanas que llevan a cabo los responsables de aquellos países cuyos comportamientos, también políticos, no satisfacen los intereses de Occidente. A nosotros toda esa realidad nos duele, no es justo, no debería ser.

No es cuestión de comparar, pero sí de intentar ser coherentes: si tan preocupados están nuestros políticos por la gente que sufre en los países gobernados por los “malos”, lo primero que deberían hacer es generar leyes aquí que favorezcan la igualdad, la no discriminación. Leyes que no excluyan, que no expulsen, sino, al contrario, que devuelvan derechos a las personas, incluso a las que vinieron de aquellos países gobernados por políticos tan inhumanos y perversos.

No; no son humanas las razones que mueven las guerras.

Enrique

Anuncios

Un comentario en “Después de vacaciones

  1. Jordi Jiménez Gómez dijo:

    Tienes toda la razón Enrique, a veces la rutina lo es por su crueldad estacional, en verano siempre aparecen nuevos focos de conflicto. Supongo que como la mayoria de los ciudadanos de a pie vemos que las grandes organizaciones no dan muestras de utilidad para solucionar estos conflictos y que la política no sirve para solucionar problemas, sino para servir a las multinacionales.
    Como me gustaria que la gente nos manifestaramos por motivos tan genéricos como, el fin de los conflictos, las mejoras sociales…pero creo que es un pensamiento muy primario en estos momentos tan complicados.
    Bienvenido a Barcelona, veo que has descansado mucho y has cargado pilas , y es posible que os veamos por Arrels. Un abrazo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s