Reflexiones que uno se hace

Buenos AiresHace unos días regresé de un viaje por Argentina y en lo poco que pude observar detecté una mala imagen y muchas críticas hacia el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y su gestión; lo de siempre: corrupción, mal gobierno, abusos… Sin embargo hacía pocos días que se habían convocado elecciones y Cristina había ganado con mayoría absoluta, aunque esta vez con algunos votos menos.
Un día, conversando con una de esas personas que mostraba su descontento, le pregunté:
     Pero, entonces, ¿quiénes la votan?
     Cristina tiene organizada una red de sobornos, son los que no quieren trabajar y viven de los subsidios que los gobiernos de Cristina les da…
(“Muchos son los perceptores de subsidios para conseguir tantos votos…”, pensé yo).

En otra ocasión entré a comprar en una tienda de objetos antiguos, la dueña, descendiente de italianos, me preguntó la opinión que me llevaba de Buenos Aires:
     Es una ciudad bella, cosmopolita, europea; pero está abandonada, dejada, le falta invertir en mantenimiento— le respondí.
     Son esos otros emigrantes, bolivianos, que lo ponen todo perdido. Se aprovechan de lo que acá les damos, pero ellos no quieren trabajar.

Es curioso que siempre al pobre, encima de ser pobre, se le culpabilice, no sólo por serlo, sino por ser el que provoca la miseria de los demás.
Por cierto, nadie en la tienda me dio factura ni ticket de lo comprado, por lo que no he podido comprobar cuánto, del importe gastado, la dueña dedica para pagar impuestos.

Algunos datos: En Buenos Aires se calcula que hay entre 13.000 y 14.000 personas viviendo en la calle,
El 65% son mujeres.
Y el número de niños (de 0 a 18 años) que todos los días duermen al raso se calcula entre 3.000 y 4.000.

Enrique

Anuncios

3 comentarios en “Reflexiones que uno se hace

  1. marga prieto dijo:

    Cuando yo estuve allà en Argentina en el año 1996 ya descubrí un país bello, con una naturaleza salvaje y exuberante, pero lleno de desequilibrios. Me entristece que no hayan conseguido superar esas desigualdades, como me duelen en España, en cualquier lugar del mundo. Tienes razón Enrique cuando dices que el pobre siempre es el responsable de todo lo malo….. como si lo hubiera elegido. Queda tanto por hacer…. Ánimo con tu trabajo en la fundación.

    Me gusta

  2. Sobre todo niños!!. En España no se suelen ver niños en las calles, está muy perseguido. También sorprende la relación que hay de mujeres, en España las estadísticas no sobrepasan el 20%.
    La culpa, Marta… Vivimos en un sistema que expulsa al que no sirve y ya nos está bien así…
    Gracias por tu comentario.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s