En la Plaza Real

Plaza Real 1Llevaba un rato hablando con José a un lado de la Plaza Real, cuando un hombre, que también lo conocía, se acercó al grupo y nos interrumpió la conversación que manteníamos. Su objetivo era vendernos información de restaurantes en donde podríamos comer a buen precio y de hoteles y pensiones en donde lograr dormir, siempre, claro, con calidad garantizada. Posiblemente aquel hombre nos había tomado a Puri y a mí por turistas recién llegados a la ciudad.

—No; gracias. Estamos aquí porque conocemos a José y suelo venir con frecuencia a visitarlo y a estar un rato con él.
—¿Es que sois de alguna ONG?

Antes de que yo pudiera contestarle, José ya se me había adelantado:

—¡Enrique es mi amigo!

El hombre, mientras, no dejaba de insistir:

—Pero sois de alguna ONG.

Y José no se cansaba de repetirle:

—¡Es mi amigo! — y me guiñaba el ojo en gesto de complicidad.

Al final, el hombre se marchó cansado y sin recibir otra explicación que la que José le daba.

Resulta que a José no le gustan las “MARCAS”.
No se conforma con que le venga a ver una organización.
Él prefiere relacionarse con personas, con alguien a quien pueda llamar amigo.

Yo también, José; yo también…

Enrique

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s