Cuando sabes que sobras

  105_0580.jpg
Esta mañana le vi por primera vez. Estaba dormido sobre un banco. Sucio, sin cartones. Cuando se despertó le pregunté si necesitaba algo. No hizo falta ni que me dirigiera la palabra, con la mirada entendí que sobraba de allí, vamos, que me echaba de su espacio. Yo me marché. A lo mejor otro día le veo y comenzamos una conversación.
Mientras, sólo al cruzar de la calle, estaban los políticos y un obispo comentando a los “medios” cómo se deberían hacer los túneles del AVE para que la Sagrada Familia no se cayera.
No, no los ví en el parque. Estaban muy ocupados.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s