HERIDAS QUE NO SE VEN

¿Y sigue en la calle?

Hay heridas que sólo uno mismo puede curarse.

La calle, pensamos, es su herida que hay que curar.

Pero la calle no es la herida, ni el alcohol, ni su mal olor…

La herida él sólo la sabe.

Es su herida que yo no conozco y que sólo él sabrá curarse.

Pero la calle no es su herida.

Sigue leyendo

LA POSICIÓN DE ARRELS ANTE LA CRISIS ACTUAL

El 12 de Noviembre de 2012 Arrels Fundació cumpilrá 25 años. Para comenzar a celebrarlo ha enviado a cerca de 100 periodistas una nota de prensa que hace referencia a la situación de crisis actual y que hemos de afrontar colectivamente. Creemos que es oportuno que todos sepamos cómo nos posicionamos como entidad:

La exclusión severa aumentará si no se ponen los medios

El contexto de crisis económica que vivimos no ayuda a la lucha contra la pobreza. En los próximos 2 o 3 años la pobreza severa aumentará si no se cuida el sistema de protección social que durante años se ha desarrollado. La gente puede asumir la falta de dinero pero no la falta de futuro. Por eso, desde Arrels llamamos a la solidaridad ciudadana, ya que la proximidad entre familia, vecinos y amigos puede ser lo único que sostenga a muchas personas en un futuro.

Una de cada 5 personas en Cataluña vive bajo el umbral de la pobreza; el 13% son personas que tienen un trabajo y además hay 742.000 que están en paro. De éstas, 173.000 dejarán de cobrar el desempleo antes de marzo de 2012. En toda Cataluña se producen 21 desahucios al día y 36.800 catalanes viven en un alojamiento inadecuado o no tienen hogar.

Una persona puede llegar a vivir en la calle en poco tiempo si le coinciden situaciones traumáticas como una separación familiar, la muerte de un ser querido, quedarse en el paro, no tener recursos suficientes para pagar la vivienda, y no contar con apoyo de la familia para hacer frente a todo eso. En Barcelona hay 2.000 personas sin hogar, en Cataluña hay 8.000, y en todo el Estado el español la cifra oscila entre las 19.000 y las 30.000 personas. Desde que Arrels se creó en 1987, la entidad ha atendido a más de 7.500 personas sin hogar, en situación de exclusión severa y cronificada.

En el contexto de crisis económica en la que vivimos -con un índice de desempleo en Cataluña de más del 19,43% y una tasa de pobreza infantil del 23,7%- las acciones para girar esta situación tienen que estar a la altura y hacerse con agilidad; especialmente, se debe cuidar el sistema de protección social que se ha ido construyendo durante años. De lo contrario, el número de personas que en dos o tres años entrarán en una situación de exclusión consolidada aumentará en Cataluña. “La gente puede asumir la falta de dinero, lo que no puede asumir es la falta de futuro. Vivir en situación de exclusión consolidada significa vivir en el abandono y la desesperanza”, afirma el director de Arrels, Salvador Busquets.

Haz click con el ratón para leer todo el documento

¿Rezar?

No sé pedir.
No sé rezar.
Y no es que piense que Dios se desentiende;
que no quiere saber nada de las cosas que pasan por el mundo.

Hoy he visto a Juan:
Mal, ebrio, sucio, abandonado; pero me ha conocido.
Ha cogido con fuerza mi mano, cuando yo se la he tendido.
Apenas balbucea, pero sonríe:
Interpreto que le ha hecho feliz el verme;
que le ha gustado que haya interrumpido mi camino y me haya acercado a saludarle:

– ¿Cómo estás, Juan? Yo no te veo demasiado bien…
Se ríe…

Y ¿qué le pido a Dios?
¿Que le ayude?
¿Que deje de beber?
¿Que le haga “normal”?
¿Que le encuentre trabajo?
¿Que el trabajo que encuentre lo quiera aceptar?
¿¡Qué te pido, Dios!?
¡Qué puedo pedirte que tú puedas/quieras concederle!
¿Que te sienta cerca?; ¿para qué?
Él seguirá en el precipicio, viviendo su angustia.
Y ¿qué quiere decir que tú estés cerca?
Tú no eres la lámpara maravillosa que concedes deseos cuando se frota…
Pero tampoco te sientes indiferente a tanto dolor.
Mas ¿qué puedo pedir?
¿Cómo debo de hacerlo para que el dolor se acabe en Juan
y en tantos otros muchos “juanes” que hay en el mundo?
Tú no quieres que haya tanto dolor, fruto de nuestra injusticia.
Tú no te acercas a Juan si yo no me acerco.
Tu mano no se tiende a Juan si no hay una mano que se tienda.
Mi sonrisa es tu sonrisa.
Mi esperanza es tu esperanza.
No hay cambio si no hay lucha y no hay lucha si yo no lucho, si él no lucha…

¡Dios, no me dejes caer en la desesperanza
para poder llevar tu esperanza a los que lo han perdido todo!

Enrique

EL EURO DE MANUEL

¿Quién puede ponerse en la piel de aquel para quien un euro le va la vida…?

Manuel vive en una residencia.
Desde hace años que, oficialmente, dejó la calle. Y digo oficialmente, porque, aún hoy, a veces, se escapa y vuelve a su “antiguo parque” .
Lo sorprendente es que lo hace aun y a pesar de que le duelen las piernas y que, para poder desplazarse, necesita de un andador en donde apoyarse.
Por eso será que Manuel, los días que permanece en su “antiguo parque”, los pasa sentado en su “antiguo banco”, sin moverse.
Luego, cuando ya lleva algunos días/semanas allí -será también que el parque le cansa-, abandona su banco y se deja llevar otra vez a la residencia.

Sigue leyendo

LAS MOLESTIAS DE NO COBRAR LA PIRMI

A primeros de este mes de Agosto, Mari Carmen y yo quisimos celebrar nuestro aniversario: Treinta y ocho años de vida en común.
Invitamos a nuestros hijos y a sus parejas y nos fuimos a cenar a un restaurante, a pie de playa, en la Barceloneta.
Lo pasamos muy bien y disfrutamos de hijos y de nieto.
De vuelta a casa, nos tomamos unos helados en una heladería. Algunos prefirieron horchata.
El total del gasto de toda la noche fue de 423,70€

A mediados de Agosto, el conseller de Bienestar Social de la Generalitat, Josep Lluís Cleries, pedía “disculpas a las personas y familias que han sufrido alguna molestia” debido a la revisión que el conceller de Empresa y Ocupación, Francesc Xavier Mena, ha introducido en la forma de pagar la PIRMI (Renta Mínima de Inserción): 423,70€.
Aún, hoy, personas y familias no han recibido el dinero ni las disculpas del Sr. Mena.

Sigue leyendo

EL ENTIERRO DE JUAN

Hoy, Juan, estuve en tu entierro.
No quedaste solo. Veinticinco personas te acompañamos y te dimos el último adiós en el cementerio.
Hay más gente que te aprecia, pero hoy no estuvieron. Ya sabes…, el morir no apetece. Te quieren vivo. Así, ellos piensan, te tendrán para siempre.

Subieron tu ataúd a lo más alto.
Mientras lo introducían en la oquedad eterna, junto con las flores que Lluc te llevó, y ajustaban con argamasa la losa sin nombre que tapará para siempre la luz que llega del exterior, dos nichos más abajo descubrí un letrero enganchado al cristal de la puerta, que decía:

“AVÍS DESNONAMENT”
“AVISO DESAHUCIO”

Sigue leyendo

UNA MUJER: MARIA

Mujer de carácter, a veces acoge y a veces nos echa,
pero no sé qué tiene María que, cuando la conoces,
se te desborda la “tendresa”.

María empieza a hacerse mayor -ya no cumplirá los setenta-.
De entre toda ella, destaca su mirada.
Sus ojos la delatan: azules, ¡grandes!, ¡abiertos!
Todo lo mira.
Todo lo observa.
Nada de lo que pasa a su alrededor se le escapa.
A todos conoce.
Con todos habla…
A todos y con todos los que, como ella, pisan y duermen la calle.
Con ellos se sienta, comenta, les grita…, se enfada…
Sobre todo les grita.
Los otros… la escuchan… y callan…, la vigilan…, la aguantan… Sigue leyendo