Hoy Gabriel se presenta

Navegante trotamundos, Gabriel pensó que la vida era gratis, hasta que un día le pasó factura y se encontró en la calle.

Navegante trotamundos, Gabriel pensó que la vida era gratis, hasta que un d�a le pasó factura y se encontró en la calleMI SACO Y YO

Es algo práctico, ligero de llevar, aunque incómodo cuando su ligereza se convierte en peso molesto porque no tienes donde dejarlo.
He convivido con él algún tiempo. Otras veces con parte de su familia, la manta, aunque ésta digamos que es diferente. Su único parecido, el calor, la emparenta. Y juntos combaten a su enemigo, el frío.
Con él también he compartido vivencias. Y la verdad es que no me importaba mucho. En algunas cosas soy como un crío y en esos momentos sólo pensaba en tapar los huecos de la manta o cerrar bien el saco. Me encontraba bien, porque esa era mi elección. A nadie hacía daño y me consideraba más dueño de mí mismo. Pero algo ingenuo.
Tuve que aprender a llevar cuanto menos equipaje mejor. Una, porque podían quitármelo, tirarlo o, simplemente, abandonarlo yo mismo cuando me daba un pronto raro.
Sigo creyendo que se viviría bien en la calle; pero ves que, tanto para tí como para los ojos de los demás, es mejor dejarte llevar por quienes con las mejores intenciones lo hace. Interiormente, cuando hablas contigo mismo, te dices que te gustaría que fueran menos buenos para excusarte yéndote con tu “saco”.
No sabes qué hacer. Quedan años en los que no quieres encontrarte, porque ya no te hayas. Sólo te dejas llevar. Y no es acomodo, es que no tienes ni idea de lo que tienes que hacer.
Gabriel
Anuncios

2 comentarios en “Hoy Gabriel se presenta

  1. JM dijo:

    Y quien sabe lo que tiene que hacer, Gabriel? Creo que todos, de alguna forma, nos dejamos llevar, pero por aquellas personas a las que queremos y que nos quieren, en las que confiamos y en las que confían en nosotros, no por cualquiera, ahí está una de las grandezas del ser humano. Pienso que esa es la foma de llegar, algún día, a encontrarnos, a hayarnos, sin el temor a estar sólos.

    JM

    Me gusta

  2. Pienso en la gente-con-techo que se abraza a su coche, su tele, su bar, su trabajo o su ordenador para dejarse llevar, sin mucha idea de qué hacer. Sin encontrarse. Evitándose. Pienso en mí misma. ¿Cuántas veces al día lo hacemos? ¿Cuántas veces al día lo hago?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s