PROYECTO SOSTRE

Conocí SOSTRE.
Nos invitaron para hablar con ellos. El tema era: “Los Conflictos”.
Fuimos Bob, Paco y yo de Arrels.
Me encantó ir. Se estableció enseguida una confiada relación con los voluntarios que asistieron, seguramente más de cuarenta, casi todos jóvenes, apenas alguno pasaría de los cincuenta.
Antes de la reunión, Montse, la que da la cara y coordina el proyecto, nos había contado cómo funcionaba y nos enseñó las instalaciones.

SOSTRE da cobijo cada noche a 6 personas, siempre las mismas mientras ellas quieran estar.
No les preguntan nada, no les exigen nada, sólo respeto hacia los otros con los que convive.
Cada tarde, a eso de las ocho, se abre la puerta del local que da directamente a un comedor-cocina con una mesa para ocho personas.
Y cada tarde, a eso de las ocho, allí están dos voluntarios para acoger a las seis personas que duermen en aquella casa. Cada tarde son dos voluntarios distintos, de una lista de unos sesenta que se ofrecen a pasar una noche con ellos al mes.
Mientras, un grupo de mujeres, vecinas del barrio, se encargan de que no les falte la cena de cada noche y que por la mañana cada día tengan para prepararse un buen desayuno.
A las ocho de la mañana SOSTRE cierra sus puertas hasta la tarde.

De la visita me quedo con la sencillez del espacio, pero que lo hacen suficiente: Tres habitaciones, un aseo y ducha. En una de las habitaciones están las seis camas separadas por biombos y cada persona tiene su trozo de armarario para guardar sus cosas. En otra habitación duermen los voluntarios. Y en la tercera están la lavadora, el frgorífico, un pequeño almacén y ropero y poco más.
Pero por encima de todo me quedo con el poder de convocatoria y de concienciación:
De pronto te das cuenta que seis personas mueven la conciencia de cerca de otras cien en una implicación directa (mójandose, que se dice) y no sólo en “solidaridad a…” sino “en convivencia con…”, que nos habla más de mezcla, de aceptación, de compañía, de cercanía, de transformación interna y mutua.

Cuando salíamos de la reunión, Bob, Paco y yo comentábamos lo bueno que sería tener proyectos así repartidos por los barrios de Barcelona y que hubiesen movimientos vecinales que los acogiese como algo suyo, como sucede aquí, en la Barceloneta, con SOSTRE.
Sería otra versión más estudiada y perfeccionada de mis famosos CAJEROS AUTOMÁTICOS de los que he escrito ya en otra ocasión.

Enrique

Anuncios

4 comentarios en “PROYECTO SOSTRE

  1. gabriel dijo:

    Un día cualquiera

    Como el día de hoy.
    Te tomas un café y curioseas una diaria curiosidad que te lleva a prestar atención a la noticia de una operación que le hicieron a un señor para arreglar su cara. Los ojos te llevaron a otra noticia, más pequeña, en la página de al lado, que daba porcentajes sobre el aumento de personas sin techo o con problemas para mantener el suyo.
    Quisiera creer que también existen cirujanos para arreglar la cara a una sociedad que elude mirar y tratar a esa parte de la cara que de momento no forman parte y tan sólo ven, oyen o leen en las noticias tomando café.

    pd he sido incapaz de mandartelo por correo,pero atendiendo a su orden le envio un comentario a la espera

    Me gusta

  2. Hola Enrique, me alegro de tu visita por “sostre”. Llevo unos dos años de voluntariado por ahí y vale la pena, ojalá hubiésen más voluntarios/as!. Es verdad que estaría muy bién poder contar con otros “sostres” en Barcelona… aunque eso implica también un fuerte compromiso, al menos para arrancarlo. Necesitamos una “Montse” en cada barrio quizás.
    atentament,
    eloi

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s